Skip to main content

Nuestras escuelas católicas en California: Un pasado estelar, un futuro sólido

Printer-friendly version
January 28, 2016

Nuestras escuelas católicas en California tienen un pasado estelar, y han sido un recurso importante, no solamente para la Iglesia, sino para la sociedad en general. Al comprometernos a apoyar y promover nuestra red estatal de escuelas católicas, que todos nosotros – miembros del clero, los laicos, los líderes estatales y cívicos – recordemos la bendición y el don que han representado las escuelas católicas para las generaciones de estudiantes, muchos de los cuales fueron inmigrantes recién llegados con sueños y esperanzas de un futuro mejor. Ellos fueron educados por santos de los tiempos modernos, principalmente por religiosas, cuyo esfuerzo infatigable y dedicación aseguró que sus estudiantes se fortalecieran en la fe e intelecto, y vivieron vidas de liderazgo y servicio para el bien común.

 
Hoy, nosotros, los obispos de California, nos sentimos orgullosos de que nuestras escuelas católicas continúen educando a todos los estudiantes, incluyendo al inmigrante recién llegado y al estudiante a menudo desatendido en los márgenes de la sociedad. Sabemos que, con la gracia de Dios y con nuestro esfuerzo conjunto y colaboración, las escuelas católicas de California tienen un futuro sólido. Los niños/jóvenes que educamos hoy se convertirán en los líderes de mañana para nuestra Iglesia y para nuestra sociedad, ya que nuestras escuelas son un ministerio de la Iglesia y están al servicio del bien común, además de que en última instancia benefician al estudiante particular, a la Iglesia entera, a California y a nuestra nación.