ccc ppi banner
15 de agosto de 2014, Tomo 7, No. 26
En esta edición:

  • Legislatura llega a un acuerdo bipartidista sobre bono para el agua en la boleta de noviembre
  • Oraciones por las personas que enfrentan crisis en Iraq, Gaza, África
  • Concentración y despedidas caracterizan final de la sesión legislativa
  • En el sitio web

 Legislatura llega a un acuerdo bipartidista sobre bono para el agua en la boleta de noviembre

 

Tras fuertes y extensas negociaciones durante toda la semana, los Demócratas y Republicanos se pusieron de acuerdo el miércoles pasado sobre un amplio paquete para un bono de agua que el Gobernador Brown firmó horas después de ser aprobado. Ya que no se divisa el final de la sequía sin precedentes que aqueja a California, el paquete del bono para el agua se convirtió en algo especialmente fundamental en un estado donde la política sobre el agua impulsa más decisiones de las que conocen la mayoría de los residentes.

"El agua es el alma de cualquier civilización y para California es la condición previa para tener ríos abundantes, valles, granjas y una fuerte economía," dijo el Gobernador Brown. "Con este bono para el agua, los legisladores de ambos partidos han afirmado su confianza en el futuro de California".

El bono – aprobado por voto unánime en el Senado y con solamente dos votos en contra en la Asamblea – provee para la eficiencia en el uso del agua y el reciclaje; la limpieza y el manejo de las aguas subterráneas; y fondos adicionales para almacenar el agua. Aunque no ayuda ni dificulta la polémica propuesta en torno al túnel del Delta de Sacramento, éste representa una inversión en el agua potable para el consumo humano, particularmente en las comunidades desfavorecidas, y provee para la restauración de las cuencas hidrográficas y mayores flujos en algunos de los ríos y arroyos más importantes de California. Podrá encontrar un esquema del bono final aquí.

La Líder Republicana de la Asamblea, Connie Conway, de Tulare, afirmó: “Me complace que la Legislatura hoy haya podido llegar a un acuerdo para presentar a los votantes un bono alternativo para el agua este noviembre”.  Durante el proceso, los Republicanos recalcaron que el componente más importante de cualquier propuesta para un bono de agua debería ser el almacenamiento de las aguas sobre el nivel de la tierra.

No obstante la adulación bipartidista, sin embargo, la legislatura aún enfrenta lo que podría ser un feroz debate sobre “el riel conductor” de la política sobre el agua en el estado – las aguas subterráneas.   Desde que California ingresó a la Unión, los propietarios han tenido el derecho al agua bajo sus tierras y seguimos siendo el único estado del occidente que no regula las aguas subterráneas. Los partidarios de la regulación quieren utilizar la sequía para abordar el tema. Los granjeros, que dependen de las aguas subterráneas, se oponen intensamente a dicha acción.

El bono para el agua se presentará a los votantes este noviembre, bajo el nombre de la Proposición 1, en la parte superior de la boleta.