ccc ppi banner
7 de marzo de 2014, Tomo 7, No. 8  
En esta edición:

  • Obispos de California emiten declaración sobre la sequía
  • Vista prelimianr legislativa para el 2014: tendencias y proyectos de ley para observar este año

¿Asistirá al Congreso de Educación Religiosa de la Arquidiócesis de Los Ángeles el próximo fin de semana? Pase por el Puesto de la Red Legislativa Católica (#161), para que nuestro personal pueda saludarle y para escuchar su retroalimentación. ¡Ahí nos vemos!

Obispos de California emiten declaración sobre la sequía

El obispo Jaime Soto, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de California, ha emitido una declaración que hace un llamamiento a los católicos y a otras personas para que “sean circunspectos con el uso del agua como expresión de solidaridad para con las personas cuyo sustento y bienestar corre peligro debido a las condiciones de sequía extrema”.

Al reflexionar sobre la Cuaresma como una época en la que “los católicos se unen al Señor Jesús en su lucha para vencer el poder del mal y la esclavitud del pecado.” La declaración señala lo siguiente:

“Este año los californianos se encuentran realmente en un desierto al verse amenazados por una sequía trascendental. Los agricultores no tienen acceso al agua suficiente para regar sus cultivos. Los campos quedarán en barbecho. Habrá hombres y mujeres que se quedarán sin empleo. Para los niños y las familias, el acceso al agua limpia y potable es incierto. Los legisladores están batallando para crear políticas públicas equitativas que aseguren las necesidades presentes y futuras del Estado en torno al agua.”

La declaración también renueva la petición que han hecho los Obispos para que los católicos y otras personas sigan orando por la lluvia. Las tormentas recientes han ayudado, pero como siguen enfatizando las autoridades del agua, le falta mucho al estado para que se tenga el agua y la acumulación de nieve requerida para satisfacer las diferentes necesidades del Estado Dorado.

“Durante esta Cuaresma, rogamos a Dios que abra los cielos y permita que su misericordia descienda al igual que la lluvia sobre nuestros campos y montañas. Que recibamos la gracia para conservar mejor nuestros recursos naturales y emplear nuestra energía en las obras de caridad para que la justicia y el respeto mutuo puedan fluir como un río por las ciudades, pueblos y campos de nuestro Estado. Esperando con ilusión los días sagrados de la Pascua, esperamos que la sabiduría y gozo de Dios pueda brotar como una fuente de agua viva en los corazones y mentes de todos los californianos”.

Lea la declaración en su totalidad aquí.

Tags: assisted-suicidedeathembracing our dyingterminally illVermont