El bien común y la apertura del culto; los obispos visitan a los menores no acompañados

Detention Camp

Los obispos católicos continuarán siguiendo el bien común en las decisiones sobre el culto

 El Comité Ejecutivo de la Conferencia Católica de California ha publicado la siguiente  declaración:

 “A la luz de las recientes disposiciones de la Corte Suprema de los EE.UU.  que anulan las restricciones irrazonables al culto público en interiores y la publicación de nuevas directrices por parte del gobernador Newsom, que eliminan los mandatos legales que restringen el culto, los Obispos Católicos de California siguen comprometidos con la reanudación completa del culto en interiores, de forma responsable y segura. 

"Desde el pasado mes de marzo de 2020 -antes de que muchas jurisdicciones comenzaran a ofrecer cualquier directriz para las actividades en interiores- las diócesis de California defendieron la necesidad de proteger la vida y la salud pública suspendiendo voluntariamente los servicios de culto en interiores.  A medida que la pandemia se prolongaba, con altibajos, las diócesis siguieron insistiendo en el bien común celebrando voluntariamente servicios de culto al aire libre y, sólo cuando era seguro, trasladando algunos servicios al interior, pero siempre con la seguridad y la salud por delante.

Continúe leyendo

 

Satisfacer las necesidades espirituales de los menores no acompañados

El Centro de Convenciones de San Diego, equipado con catres y poco más, es el hogar temporal de casi 1.500 menores no acompañados.  La oleada en la frontera, la más alta de los últimos 20 años, está poniendo en tensión los desatendidos sistemas de migrantes y refugiados de Estados Unidos, que fueron diseñados para tratar humanamente a los refugiados que buscan asilo.

Muchos de los niños que llegan a San Diego proceden de Texas, pero todos los estados fronterizos se están viendo afectados.  Las autoridades federales están colaborando con organizaciones locales sin ánimo de lucro, como Caridades Católicas, Jewish Family Services y muchas otras, para prestar servicios básicos a los niños, incluida la atención de sus necesidades espirituales.  

El obispo de San Diego, Mons. Robert McElroy, y el obispo auxiliar, Mons. Ramón Bejarano, visitaron el centro de convenciones durante la Semana Santa para conocer a los niños, la mayoría de los cuales tienen unos diez años, y darles la Eucaristía.  Muchos miembros del personal también recibieron la comunión.

"Habíamos enviado rosarios a principios de la semana porque los niños los habían pedido", explicó el obispo McElroy.  "Los tenían en sus manos o los llevaban al cuello mientras recibían el Sacramento".

El obispo McElroy quedó impresionado por la devoción de los niños, así como por la soledad y el miedo que albergaban en su interior. 

"Una chica, cuando se enteró de que era obispo", dijo el obispo McElroy, "preguntó si podía ser confirmada".

El obispo Bejarano también llevó el Sacramento a los niños de la zona de aislamiento por el COVID-19.  Ambos obispos ya han sido vacunados.

Después de los servicios, los niños no tenían otro sitio a donde ir, salvo a sus catres, dijo el obispo McElroy.  Muchos de ellos se arrodillaron en sus catres para rezar unos minutos.

La Agencia de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) tiene ahora más de 14.000 menores bajo su custodia.  La mayoría son de Honduras, Guatemala o El Salvador.  La HHS dice que la mayoría serán colocados con familiares responsables, pero el sistema está muy estresado.

"El presidente Biden ha heredado una situación fronteriza caótica creada por una década de fracasos del Congreso, cuatro años de un presidente que utilizó fríamente la frontera como instrumento de división política y étnica, y una larga historia de explotación y deterioro económico en Centroamérica", dijo el obispo McElroy a Tablet, un medio de comunicación católico internacional.

"Es responsabilidad del presidente Biden crear y poner en marcha un sistema de justicia y orden para los que buscan refugio en nuestro país, pero este proyecto fracasará si la humanidad y el sufrimiento de los que están a nuestras puertas no es el elemento principal que nos impulsa en cada etapa".

 

El Día de la Tierra es el 22 de abril

 El 22 de abril se celebra el 51º aniversario del Día de la Tierra.  El 22 de abril de 1970, más de 20 millones de estadounidenses -aproximadamente el 10% de la población de Estados Unidos en aquel momento- salieron a la calle en ciudades de todo el país para protestar por la degradación del medio ambiente y pedir un nuevo camino para nuestro planeta.

Como católicos, estamos profundamente comprometidos con nuestro medio ambiente y nuestra casa. La Conferencia de Obispos Católicos de California publicó en 2019 el documento Cuidado de nuestra casa común  en el que se pide una conversión espiritual que respete nuestra casa común y nos preocupemos por todos.

Muchas parroquias de todo el estado están organizando programas.  Uno de estos grupos, The Pathways for Justice Ministry, en la Parroquia de San Francisco de Asís. en Sacramento, invita a la gente a un dialogo nocturno sobre la carta pastoral de los Obispos de California que "invita al pueblo de California a reflexionar sobre las formas en que podemos cuidar más fiel y eficazmente la creación en acción de gracias a Dios por este gran regalo".  El evento es gratuito y se celebrará el lunes 26 de abril a las 7:00 p.m. Inscríbase para la reunión en pathwaysforjustice@stfrancisparish.com.

 

Día Nacional de las Decisiones en Materia de Salud