Skip to main content
 
 

Perspectivas: Encuentro de la Pastoral Social y Marcha por la Vida; Sirviendo a las madres que pasan necesidad

Printer-friendly version
January 24, 2020

Encuentro de la Pastoral Social Católica y Marcha por la Vida en D.C.

Se reunen en Washington D.C., algunos católicos provenientes de todo el país, por tres días, para participar en la Marcha por la Vida 2020 y abogar por los valores católicos, en el marco del Encuentro de la Pastoral Social Católica (CSMG, por sus siglas en inglés) 2020.

El lema de la Marcha por la Vida del año en curso es “Empodera La Vida.” Este evento de tres días empezó el jueves e incluye una exhibición, conferencias, concierto, mitin juvenil, y una cena, además de la marcha que inicia en el National Mall y continua subiendo por Constitution Ave.

El lema de este año para el Encuentro de la Pastoral Social Católica,  “Dar Testimonio: Vida y Justicia para Todos”.  Nuestra fe nos llama a todos a que demos testimonio, trabajemos por la justicia, promovamos la sanación y rehabilitación, defendamos la vida y la dignidad humana, y trabajemos por el bien común de la sociedad civil. Algunos participantes se reunirán con los Senadores y miembros del Congreso a principios de la semana próxima para dialogar sobre temas que incluyen la violencia con armas de fuego, la  Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), asistencia humanitaria, programas de asistencia social como el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) y Mujeres, Infantes y Niños (WIC), y el Nuevo Tratado Estratégico de Reducción de Armas (Nuevo START). Son 37 los delegados de California que asisten a este evento.

El Encuentro de la Pastoral Social Católica es una evento anual importante organizado por el Departamento de Justicia, Paz y Desarrollo Humano de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB) en colaboración con otros 10 departamentos de la USCCB y 16 organizaciones católicas nacionales. Este importante encuentro de líderes católicos en la pastoral social de los EE.UU. anualmente reúne a cientos de participantes cuya fe les inspira a responder a los retos más urgentes del país y del mundo.

El Encuentro también será una oportunidad importante para la colaboración al reunir a colegas de distintas partes del país que trabajan en las cuestiones que afectan la vida y dignidad humana.

 

La USCCB pide a los fieles que sirvan a las madres que pasan necesidad en el aniversario de Roe V. Wade

Este miércoles pasado fue el aniversario no. 47  de la decisión de Roe V. Wade – la decisión tomada por la Corte Suprema de los EE.UU. en 1973 que legalizó el aborto en todos los 50 estados. El 22 de enero también fue el Día Nacional de Oración por la Protección Legal de los Niños Por Nacer.

Para conmemorar el día, el Presidente Trump firmó una proclamación declarando el 22 de enero el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana del 2020.

“Todas las personas – los nacidos y por nacer, los pobres, los abatidos, los discapacitados, los enfermos, y los ancianos – tienen un valor inherente”, afirmó el Presidente Trump en la proclamación firmada el lunes. “Aunque cada travesía es diferente, ninguna vida carece de valor o es intrascendente; se deben defender los derechos de toda persona”.  

El arzobispo Joseph F. Naumann de Kansas City, presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia Episcopal de los EE.UU., publicó el siguiente comunicado respecto a este aniversario y elaboró planes a nivel nacional para llegar a las mujeres embarazadas de cada comunidad, eficazmente:  

“El 22 de enero se conmemora el triste aniversario de la trágica decisión de la Corte Suprema de Roe v. Wade Doe v. Bolton, las cuales legalizaron el aborto a lo largo de los nueve meses de embarazo. La Iglesia jamás abandonará sus esfuerzos para que se revoquen estas terribles decisiones que han llevado a la muerte de millones de niños inocentes y al trauma de un sinnúmero de mujeres y familias.

“Mientras la Iglesia y un creciente número de estadounidenses pro-vida continúan abogando por las mujeres y niños en los tribunales y legislaturas, la respuesta pastoral de la Iglesia se enfoca en las necesidades de las mujeres que enfrentan embarazos en circunstancias desafiantes. Aunque esto ha sido así por mucho tiempo, la respuesta pastoral se redoblará  dentro de poco.

Lea más en USCCB.org.

 

Diócesis de San Bernardino participa en Programa de Prevención de la Violencia

La Diócesis de San Bernardino se ha sumado al Programa de la Ciudad de San Bernardino de Intervención en la Violencia (VIP, por sus siglas en inglés) para brindar apoyo a las personas que corren el mayor riesgo de caer en la delincuencia, y para reducir los homicidios y tiroteos que provocan lesiones no fatales en la ciudad.

Para lograr esto, el Departamento de Policía de San Bernardino analiza las zonas de la ciudad con altos índices delictivos y elabora una respuesta adecuada de comunicación, intervención y  cumplimiento. El objetivo es identificar a las personas en mayor riesgo de cometer delitos violentos y ofrecerles un camino mejor.

“La colaboración es la clave para nuestro éxito y ese es el propósito del VIP”, afirmó el Padre Leonard Pasquale, párroco de la Iglesia Católica St. Bernardine. “Los dirigentes de la ciudad, las organizaciones sin fines de lucro, la policía y la comunidad de fe, todos tienen un papel que desempeñar. Se requerirá que todos colaboremos conjuntamente para revertir la tendencia violenta e implantar la esperanza para los jóvenes y el futuro de nuestra ciudad”. 

Las actividades para todos aquellos que quieran participar incluyen caminatas mensuales por la paz, Noche de Información sobre el VIP, asistencia a las reuniones del Consejo de la Ciudad, envío de cartas a los funcionarios públicos, y unirse a los grupos locales de oración.

“Nuestras tradiciones de la fe nos enseñan que toda vida es sagrada y que tenemos la responsabilidad de trabajar por la paz, como comunidad”,  afirmó el obispo de la Diócesis de San Bernardino, Mons.  Gerald R. Barnes. “Caminemos juntos como personas de fe y transmitamos la esperanza a nuestra comunidad de San Bernardino porque la pérdida de una sola vida, es demasiado”.  

Vea un video sobre el programa aquí.

 

Enmiendas Blaine estudiadas en la Corte Suprema

La Corte Suprema de los Estados Unidos escuchó los argumentos en la causa de Espinoza v. Montana el miércoles.

Kendra Espinoza es una madre soltera que estuvo trabajando en tres empleos para enviar a sus hijas a una escuela religiosa privada, pero el estado de Montana le negó a sus hijas una beca disponible para todos los demás porque los fondos serían utilizados para una educación religiosa privada.

El estado citó a la “Enmienda Blaine”, una disposición que mantienen 38 estados que impide que un organismo religioso controle fondos públicos.  

El Obispo George V. Murry, S.J., de Youngstown, presidente del Comité de la Libertad Religiosa de la Conferencia Episcopal de los EE.UU. (USCCB, por sus siglas en inglés) y el Obispo Michael C. Barber, S.J., de Oakland, presidente del Comité de la Educación Católica, de la USCCB, han publicado un comunicado:

“La causa ante la Corte Suprema hoy se relaciona a si la Constitución ofrece a los estados el derecho a discriminar en contra de la religión. La tradición de nuestro país de no adoptar una religión no significa que los gobiernos pueden negar beneficios normalmente disponibles, en base a la condición religiosa.  De hecho, las personas y organizaciones religiosas deberían, como todos los demás, poder participar en los programas gubernamentales disponibles para todos. Esto es cuestión de justicia para las personas de todas las comunidades religiosas.

Lea más sobre esto en USCCB.org o vea nuestro artículo anterior aquí.

24 de enero de 2020
Tomo 13, No. 3